sábado, 4 de junio de 2011

Reencuentros

Hace unos meses, volví a ver a una de las personas (si es que se les puede llamar así) que abusó de mí cuando era pequeña. Poco después de ese desagradable reencuentro, lo hablé con mi psicóloga. "Tienes que encontrar más placer en la venganza que en la culpa" - me dijo.  Esa frase me dejó pensando, y a raíz de aquella conversación escribí algo que hoy me gustaría compartir aquí. Es la primera vez que publico algo en este blog, así que espero que a alguien puedan ayudarle estas reflexiones.

Fue un palo volver a verte. Y que volvieran a mi cabeza tantos recuerdos que creía olvidados. Y sentir otra vez tus manos sobre mi piel, y en fin, revivirlo todo. [...] Pero lo peor de todo, lo que más me dolió, fue tu frialdad, tu indiferencia o lo que fuera. ¿Es que crees que no me acuerdo de lo que me hiciste? ¿Que era tonta, que no me daba cuenta, que no me afectó? Supongo que no, que para ti yo no era más que un juguete sin vida ni sentimientos.
Cuánta gente me envidiaría por tener la oportunidad de plantarte cara, denunciarte, castrarte o simplemente putearte un rato. Y sin embargo, yo no quiero eso. No busco hacerte daño. No digo que no lo merezcas, pero siento que eso no me ayudaría nada. Y lo que me importa es estar bien yo, no tanto que tú estés mal, ni que sufras eternamente en un infierno de fuego. A decir verdad, me da igual lo que pase contigo, siempre que no vuelvas a poner un dedo sobre ningún otro niño. 
Lo que sí me gustaría es hablar contigo con dos objetivos:

  1. Que te dieras cuenta de que lo que hiciste, lejos de ser un simple juego, fue un delito. Me gustaría hacerte ver cómo desordenaste casi toda mi vida, cómo por tu culpa soy una persona distinta. Sí, por TU culpa, y no por la mía. Porque te las ingeniaste para engañarme durante años, para amenazarme con disimulo y meterme miedo. Y sí, yo fui tonta y te seguí el juego, pero tenía 6 años. me manipulaste, me usaste, y quisiera que te dieras cuenta del daño que me has hecho. Que te atormentara la culpa como a mí lleva años atormentándome (¿Eso sería venganza?)
  2.  Obtener respuestas, eso es lo que de verdad me interesa. Entender, o tratar de entender, por qué hacías eso. Por qué conmigo. Saber si tu intención era hacerme daño,  o si sólo buscabas placer para ti. Saber si alguna vez te molestó la conciencia, o si siempre fuiste un  pedazo de piedra sin sentimientos. Saber si eras consciente de cómo iba a marcarme eso durante el resto de mi vida, y si saber habría cambiado algo.
Y tal vez, después de tener esas respuestas y la seguridad de que fueran ciertas, quizás entonces pudiera perdonarte (perdonarme) o seguir odiándote y buscar venganza. Pero no sé si algún día lograré poner mis ideas en orden y juntar valor para hablar contigo. Mientras tanto, me gusta dejar el beneficio de la duda y pensar que nunca fue tu intención lastimarme tanto. 
¿A qué vendrá ese estúpido interés en protegerte? Si tus amenazas la no me asustan, ya no te tengo miedo, ya no soy esa niña. No puedes hacerme nada. Y aún así, sigo empeñada en encubrirte y subirte a un pedestal cada vez que tengo ocasión. Ni yo misma lo entiendo. Será que prefiero creer que de verdad me querías, porque así resulta más llevadero.

10 comentarios:

  1. Me encanta tu escrito BD. ;)

    Yo me he hecho esas mismas preguntas millones de veces, y sigo sin encontrar respuesta.

    A veces pienso como tú, que él nunca quiso hacerme daño conscientemente,, que en el fondo me quería, pero que la educación de entonces era muy distinta a la de ahora...

    Otras veces creo que era una piedra sin compasión, que no merece ni siquiera mi respeto... y la verdad, no tengo ni idea de cual es la respuesta correcta.

    Es muy probable que jamás la encontremos. Como la respuesta a "¿Por qué a mí?"

    Te sigo desde el Averno preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que ellos de alguna manera me quieren, yo hasta hace poco sentía afecto por ellos... la verdad es que en este día ya no, no deseo hacerles ningún mal pero espero que llegue el día que el tiempo les de lo que se merecen y reirme.
    Saludos XD

    ResponderEliminar
  3. Todos los abusos dejan huellas imborrables, dificiles de perdonar (nos) pero si sobrevivimos a estas infamias somos capaces de cualquier cosa.
    Creo absolutamente que somos capaces de ser feliz y es en la esperanza de este pensamiento donde se encuentra el secreto para que "ellos" paguen con nuestra indeferencia.
    Porque "Cada dia podemos soñar una nueva oportunidad"

    ResponderEliminar
  4. Bienvenida!! 1ero que nada! Gracias por dejarnos una "entrada" en este lugar!! Gracias por compartir tu vivencia!! ESO NOS SIRVE MUUCHO!
    A mi me ha servido mucho! EXACTAMENTE!! Todas esas mismas preguntas han rondado mi cabeza, no sabes cuanto en ocasiones siento que los dias tienen 42 horas y no 24...
    Eso lo has expresado muy bien!! LO QUE IMPORTA ES ESTAR "BIEN" UNA MISMAAA! justo anoche tuve pensamientos y estuve analizando sobre esto que nos compartes!!
    Diciendome!! TALVEZ "ESE" NI SIQUIERA MERECE MI ODIO!!
    Tenerle odio seria "gastar" muucha energia que deberia enfocarla hacia MI!! Hacia mi "recuperacion" "proceso de sanar" o como se le llame.
    Noches y noches enteras de mis insomnios pienso... Maldito infeliz!! Tu?? Tu dormiras placidamente?? Tranquilo? Maldito!!
    Acaso no tienes ni un pensamiento ni un solo remordimiento!!
    LA VERDAD NO CREO QUE LOS TENGA! NO CREO QUE NINGUN ANIMAL INFELIZ DE ESE TIPO TENGA O CONOZCA EL "REMORDIMIENTO" !!

    ResponderEliminar
  5. Pues mira, precisamente voy a escribir una pequeña entrada en breve en mi blog preguntando como se hace para no sentir odio, para no guardar ese agudo, intenso y enorme rencor. Me he pasado la mañana llorando, y no se lo merecen, lo se.
    Lo ideal es sentir indiferencia por ellos, por el abusador, por sus cómplices, pero es muy dificil cuando sientes tanto dolor, cuando te han hecho y te han seguido haciendo tanto daño.
    ¿Como se disipa ese odio? ¿Como se deja de sentir?
    NO lo se.

    ResponderEliminar
  6. Hola mariposita
    No creo que sientan ningún remordimiento, culpa, tampoco la ignorancia es lo que lleva al o la abusor/a a hacerlo, porque sucede aún en todos los estratos sociales.

    Sí trabajar el odio, ya no sé si el perdón, pero el odio sí, porque envenena nuestra vida. Tal vez, una indiferencia total si una se topa, pero entiendo que salte el corazón. Deben estar encerrados/as de por vida, para no hacerle mal a nadie más.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Muy buen escrito,gracias por compartirlo,la verdad es que ellos son los únicos culpables y es lo que debe quedar siempre claro.
    No nos aman,ellos lo creen asi para justificarse eso también hay que dejarlo claro"su amor" es retorcido y si son conscientes o no lo que debe importar es como estamos nosotras a elllos solo aplacarles y parar éstas cosas,que no pasen nuca más..un beso cielo.

    ResponderEliminar
  8. Me encanta como escribes ya que me identifico mucho contigo,Yo creo que no sienten ni remordimiento, ni culpa, ni pena y te explico. Mi padre abuso de mi y de más gente de mi familia, pero resulta que aunque fuera por miedo a que lo dijéramos podría tratarnos bien, pues nada de eso, somos a las que peor trata. lo que más me fastidia es que encima me da pena de lo que le pueda pasar. UN ABRAZO MUY FUERTE Y UN BESITO.

    ResponderEliminar
  9. Es algo muy complicado esto que siente una por tanto tiempo por el abusador y mas si fue alguien de la familia, en mi caso mi padre.
    Yo sentia que "debia" quererlo porque mi madre lo disculpaba y me "mandaba" a disculparlo a mi tambien y siendo yo una niña lo hacia , sentia que no tenia otra salida, era una situación terrible y horrible.
    De adulta siempre me sentia "obligada a convivir con él( siento que por estupida o por mantenerme cerca de mis hermanas). Nunca lo deje estar cerca de mis hijas solo para saludarlo y despedirlo y ya. Nunca solos.
    Yo tuve la oportunidad de hablar cara a cara con él y preguntarle ¿porque? y de decirle en la cara algo del daño que me habia causado, no le dije todo porque me dio un poco de lastima verlo tan viejo y solo.
    No fue algo agradable escucharlo , como siempre se porto como el egoista que toda la vida fue con nosotros y hasta en esos momentos tuvo el descaro de burlarse de lo que habia hecho conmigo.
    Fue algo horrible aveces hubiera preferido no haber hablado con él, porque casi me cuesta la vida y mi salud mental, haberlo hecho.y no no te exagero asi de horrible fue escuchar sus palabras horrorosas y tener que vivir sabiendo lo que habia en ese corazón de mierda, que siempre tuvo.
    Me impacto un poco lo que te dijo la psicologa: "Tienes que encontrar más placer en la venganza que en la culpa".
    Aveces creo que nos robarón de apoco en poco la capacidad de saborear la venganza como lo hacen los demas. Pero creeme hasta eso se recupera, yo la estoy recuperando de poco en poco.
    Me ha gustado leerte, espero seguir leyendote.
    Te dejo un abrazo lleno de esperanza.

    ResponderEliminar
  10. Me gusta tu espacio y tus reflexivos y solidarios post, mis felicitaciones.
    es un grato placer pasar a leerte.
    que tengas una feliz semana

    ResponderEliminar